Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Por Pedro Delgado |

Fitbit vuelve a la carga en el terreno de los wearables. Esta vez con el Fitbit Ionic, su segundo reloj, o para muchos el primero, y que sigue con el mismo software de la compañía, pero en una versión más desarrollada, que nos permitirá ir más allá.

¿Te gusta lo que lees? Recibe todas las noticias en tu correo

La compañía sigue apostando por un reloj más fitness que en otro tipo de aportaciones. Además, esta vez la dependencia del smartphone es totalmente nula, algo que pocos wearables están consiguiendo, al menos en este nivel. Ahora podremos salir a hacer deporte sin llevar nuestro móvil, un sueño hecho realidad.

A continuación, analizamos en una completa review el Fitbit Ionic, el último wearable de la compañía.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Fitbit Ionic, especificaciones

- Pantalla: panel LCD táctil de 1,42 pulgadas con resolución 348 x 250 píxeles

- Materiales: pulsera de plástico, cuerpo de aluminio

- Resistencia: al agua hasta 50 metros

- Sensores principales: GPS, NFC, ritmo cardíaco, medición de oxígeno en sangre

- Batería: en torno a 4 días de duración

- Precio: 349,95 euros ( Amazon o eBay )

Diseño muy cuidado

Con total seguridad estamos ante el wearable más bonito de la compañía. El salto desde el Fitbit Blaze es más que notable. Ahora se cuidan todos los aspectos, con un diseño cuadrado, pantalla sin apenas bordes y curva, integración total con la correa, etc. No necesitaremos extraer el reloj o algún mecanismo especial para cargarlo, al igual que cambiar la correa es tan sencillo como pulsar un botón para extraerla y añadir una nueva con un clic. El reloj en sí está fabricado en aluminio de calidad aeroespacial de la serie 6000.

Por supuesto, las correas son intercambiables, uno de los puntos fuertes del negocio de Fitbit. De momento tenemos para elegir entre deportivas y las elegantes correas de cuero. La que viene de serie es más bien híbrida, nos vale para todo, aunque es plástico. Eso sí, en la caja tenemos tanto la talla S como L. En cuanto al peso del reloj, estamos en torno a 45 gramos, siendo realmente cómodo y ligero, ya que lo llevaremos hasta para dormir o incluso en la ducha (sí, es totalmente resistente al agua).

Por otro lado, el Fitbit Ionic cuenta con tres botones. El botón del lado izquierdo funciona evidentemente como “atrás” mientras que los derechos son funcionales cuando usamos modos deportivos en el reloj. Para la gran mayoría de las funciones nos bastará con la pantalla táctil, pero para hacer deporte es mucho mejor disponer de botones que no pulsemos por error.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Por último, no podemos pasar por alto que el nuevo reloj de Fitbit es totalmente resistente al agua (hasta 50 metros). Así podemos ducharnos sin problema, pero igualmente podemos ir a la playa o a la piscina sin preocuparnos absolutamente nada porque deje de funcionar. Lo único es que no esperemos usar el panel táctil en el agua, ya que resultará un reto.

Pantalla de calidad

La pantalla del Fitbit Ionic mejora notablemente en comparación con los anteriores productos. Cuenta así con un panel LCD táctil de 1,42 pulgadas, 1.000 nits de brillo y resolución 348 x 250 píxeles (es decir, 302 ppp), lo que ellos llaman alta resolución. Y la verdad es que la calidad es muy buena, poco más podemos pedir. Además cuenta con protección ante arañazos Corning Gorilla Glass 3.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Por supuesto, la pantalla se apaga automáticamente y se enciende al girar la muñeca, un gesto que sigue fallando a veces como en otros wearables.

Como no, podemos personalizar el aspecto de la pantalla principal del reloj con las diferentes interfaces que encontramos en el reloj, y que, aunque de momento no son muchas, pueden aumentar. Esta vez Fitbit permite desarrollar nuevas interfaces, por lo que poco a poco tendremos muchas más opciones de personalización.

La parte fitness sigue destacando

Como decíamos, Fitbit está especializada en accesorios fitness y el Ionic es muestra de ello. Hablamos de un reloj muy completo, pero sobre todo de un wearable para deportistas aficionados.

Con el Fitbit Ionic podemos contar el número de pasos, medir el pulso de forma continua, saber la distancia caminada cada día, las calorías quemadas, las plantas subidas, los minutos de actividad, los ejercicios que hacemos, lo que dormimos, etc.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Contamos con hasta 19 actividades diferentes (senderismo, natación, entrenamiento por intervalos, etc.) y que podemos activar desde el propio reloj o dejar que de forma automática cuente como ejercicio cuando realmente hagamos ejercicio.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Respecto a la monitorización del sueño, este reloj mide el sueño por fases, por lo que podremos saber cómo dormimos cada noche. Además, el Ionic cuenta con el sensor SpO2, que mide el oxígeno en sangre, un dato que sirve para mejorar la precisión de los datos, aunque de momento no es posible activarlo.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Para todo esto cuenta con un potente software, sin apenas novedades respecto al Fitbit Blaze, y con un hardware muy completo. Esta vez contamos con GPS que se activa en determinados ejercicios (con un consumo de batería más elevado de lo normal) y que nos permitirá mayor precisión en las mediciones de los ejercicios.

Como siempre, podemos marcar objetivos en la app además de ver sesiones de entrenamiento directamente en el reloj, un detalle muy importante y además podremos tener como un entrenador personal virtual (coach) en la pantalla del reloj.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Funcionalidades de un reloj

Fitbit Ionic comienza a ser un completo reloj, más que un wearable deportivo. Para empezar, la compañía ha abierto una API para que cualquiera pueda desarrollar apps para este reloj. Esto hace que a pesar de no contar con Android Wear, tengamos un sistema más completo cada día. En este momento contamos con pocas apps, pero la cosa promete.

Por otro lado, podemos recibir notificaciones desde el móvil, un aspecto que no acaba de funcionar del todo y que como gran desventaja tenemos que no se borran o sincronizan con el móvil una vez leídas las notificaciones. En todo caso, podemos recibir notificaciones de llamadas, mensajes, WhatsApp y cualquier app que configuremos.

Por defecto, tenemos algunas apps preinstaladas como relax, que nos permitirá sesiones de relación desde nuestro reloj; temporizadores; alarmas, que con una pequeña vibración nos despertará cada mañana nuestro reloj; Wallet, con la que podremos pagar con el móvil a través del NFC incorporado y el servicio Fitbit Pay compatible de momento con Banco Santander y Carrefour PASS y con tan solo pulsar un botón; o el tiempo, desde el reloj también podremos ver el tiempo en nuestra ubicación aunque la sincronización con el móvil es necesaria para tenerlo actualizado.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Tampoco podemos pasar por alto que el reloj cuenta con 2,5GB de almacenamiento interno, por lo que podremos almacenar nuestra música directamente en el reloj. Luego configuramos unos auriculares inalámbricos, y nos podemos olvidar de nuestro móvil a la hora de hacer deporte. Eso sí, de momento solo podemos tener música desde Pandora (que no está disponible en España) o desde nuestra propia biblioteca (sí, de momento no hay Spotify). También tenemos otras apps como Strava o Starbucks disponibles.

Autonomía por encima de lo normal

Nuevamente Fitbit nos vuelve a sorprender en cuanto a autonomía se refiere. La compañía promete hasta 4 días, pero hemos conseguido unos 6 días de autonomía con un uso normal. Para contar con un dispositivo como este, con funciones deportivas, medición continua del ritmo cardiaco y notificaciones, realmente no podemos pedir más.

Respecto a la carga, contamos con un cargador de Fitbit que simplemente se conecta por imán y que en la otra salida es un puerto USB, que podemos conectar al cargador del móvil o al ordenador.

Fitbit Ionic, un reloj hecho realidad

Tras el lanzamiento del Blaze, el Fitbit Ionic es el primer smartwatch verdadero de la compañía. Ya no hablamos de una pulsera fitness sino de algo más completo, o al menos con la intención de serlo cuando estén más apps disponibles.

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

El reloj ya cuenta con un diseño cuidado, con un ecosistema de apps a desarrollar para ofrecer infinitas funcionalidades y una autonomía realmente sorprendente de nuevo.

Eso sí, su precio puede asustar a algunos de momento, por más que hablemos de posiblemente uno de los mejores relojes deportivos para aficionados.

Los puntos fuertes del Fitbit Ionic son los siguientes:

-Registro continuo del ritmo cardiaco

-Autonomía insuperable

-Diseño cuidado

Los puntos débiles del Fitbit Ionic son los siguientes:

-Mejora de las notificaciones

-Precio elevado

Imagen - Review: Fitbit Ionic, el primer smartwatch completo de Fitbit

Compra: Fitbit Blaze (Amazon) o Fitbit Blaze (eBay)

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.