Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Por Miguel Regueira |

Si le preguntamos a cualquiera qué espera de su portátil, las respuestas más habituales son que desea una batería que dure mucho, que sea ligero, y que permita conectarse en cualquier lugar, algo solo posible mediante cobertura 4G. Los nuevos portátiles con Windows 10 basados en procesadores Snapdragon de Qualcomm pretenden dar un salto adelante en estos tres aspectos.

Hemos podido charlar con dos personas clave en el proyecto: Monte Giles, director de producto de Qualcomm, y con Pete Bernard, responsable del programa con Qualcomm de Microsoft. Nos han dado una idea de qué aportarán los chips Snapdragon (que se suelen usar en smartphones) a los portátiles con Windows 10, algo que sucederá a "principios de 2018". Además, hemos visto un prototipo funcional de PC con Windows 10 bajo Snapdragon 835.

Te interesa: Windows 10 podrá ejecutar programas clásicos de escritorio en procesadores móviles

Los Snapdragon están basados en la arquitectura ARM, en lugar de x86, que usan Intel y AMD. Un detalle técnico que para muchos usuarios no tendrá importancia, pero que resulta clave. Windows 10 no podía ejecutarse en los procesadores Snapdragon hasta el momento debido a que hablamos de arquitecturas muy diferentes, pero el trabajo conjunto de Qualcomm y Microsoft lo hará posible.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Eso sí, dudamos que la estrategia para promocionar Windows 10 en Snapdragon hable del emulador que hace funcionar los programas tradicionales de Windows. Durante la presentación a la que hemos asistido todo se ha centrado en la experiencia del usuario, es decir, las ventajas que aportarán los portátiles basados en Snapdragon 835, un chip que a día de hoy montan móviles como el Samsung Galaxy S8, el LG V30 o el Xiaomi Mi6.

El punto clave es que, gracias al módem 4G de hasta 1 Gbps (más rápido que muchas conexiones de fibra) del Snapdragon 835 no será necesario buscar WiFi para acceder a Internet, y su eficiencia a nivel energético dará pie a dispositivos delgados y con una autonomía elevada.

Un cambio de enfoque completo

Windows 8 no tuvo la acogida esperada, y eso provocó que Windows 10 volviera a un enfoque más tradicional, menos centrado en las pantallas táctiles, aunque manteniendo algunas ideas de Windows 8 y añadiendo muchas otras. Windows RT sí supuso un completo fracaso, una versión de Windows 8 para procesadores ARM de diferentes marcas (Qualcomm Snapdragon, Nvidia Tegra y Texas Instruments OMAP).

En Windows RT no corrían los programas clásicos de Windows, solo Office se adaptó. Dependía de la Tienda Windows, que en ese momento contaba con un catálogo escaso. Esto ocurrió en el ya lejano 2012, cuando parecía que las tablets iban a sustituir al PC. No fue así, de hecho, tablets y PC han convergido en nuevos formatos como los convertibles o los 2 en 1, con pantalla táctil, pero también un teclado, ya sea extraíble o abatible.

Este recordatorio resulta pertinente porque, de acuerdo a lo que hemos visto, Windows 10 en Snapdragon ha tenido presentes los errores de Windows RT, y creemos que los ha corregido.

Muy ligero, gran autonomía, y con conectividad 4G

Ahora mismo, tres marcas trabajan en portátiles con Windows 10 en Snapdragon. Asus, HP y Lenovo están desarrollando dispositivos, si bien nosotros hemos visto la demostración del sistema operativo en un prototipo que, a pesar de ser compacto, nada tiene que ver con el diseño de un portátil. Sobre la posibilidad de que otras marcas se unan, no nos han querido concretar nada, y entendemos que la idea ahora es apoyar a los socios actuales.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Sí está confirmado que el Snapdragon 835 es el procesador que usarán estos portátiles, el año pasado se estuvo trabajando de forma provisional con el Snapdragon 820, pero el nuevo chip es el escogido para el lanzamiento comercial.

Durante nuestro encuentro nos han explicado que los portátiles Windows 10 en Snapdragon se basarán en dos características que los consumidores ya demandan, e introducen una que pretende revolucionar la forma de concebir la informática en movilidad. Estos son las claves de la propuesta:

- Delgadez y ligereza: los procesadores Snapdragon, creados para smartphones, tienen un tamaño reducido y un consumo energético bajo. Esto permite crear portátiles más delgados y ligeros, pues la placa del sistema es pequeña, no necesitan un ventilador para refrigerarse y no requieren una batería de una capacidad tan elevada.

- Autonomía superior: cada fabricante puede crear los dispositivos de acuerdo a su estrategia, pero parece que veremos una apuesta clara hacia baterías duraderas. Nos hablaron de un objetivo entre 16 y 20 horas de autonomía con un uso ligero, que creen posible de cumplir cuando los primeros portátiles estén finalizados.

- Conectividad 4G: gracias a una tarjeta SIM, los portátiles con Windows 10 y Snapdragon estarán siempre conectados a la red 4G (hasta 1 Gbps), sin depender del WiFi. Decimos "siempre" porque la idea es no apagarlos, sino que se mantengan disponibles, en un estado de bajo consumo (como un smartphone al apagar la pantalla) durante el que siguen recibiendo notificaciones y se pueden activar instantáneamente.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

¿Cómo es un portátil siempre conectado?

La estrategia de Windows 10 en Snapdragon parece que girará alrredor de la idea de que gracias al 4G podemos acceder a Internet en cualquier lugar, sin necesidad de buscar una red WiFi. En ese sentido, Monte Giles nos indicó que no habrá modelos "solo WiFi", que todos llegarán al mercado con 4G incluido.

Nos comentaron que hace años que existen portátiles 4G, pero nunca se han llegado a popularizar. El motivo no nos sorprendió: en esos portátiles, la conectividad era un extra, que aumentaba el precio, el consumo y ocupaba espacio la placa. Debido a todo esto, los modelos con 3G o 4G eran caros y solo los compraban las empresas, mientras que Windows 10 en Snapdragon va orientado a todo el mundo.

Que el portátil siempre esté encendido, aunque en modo bajo consumo (como un móvil con su pantalla apagada) permitirá que no haya tiempos de espera. Todo estará actualizado al acceder, porque la conexión 4G es permanente. Por ello, planteamos si estos portátiles podrían traer un LED u otro sistema para recibir notificaciones con la pantalla apagada.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Pete Bernard nos respondió que Windows 10 ya dispone de herramientas para que los fabricantes puedan incluir un LED de notificaciones, aunque nos dio la impresión de que no es algo prioritario ahora mismo para las marcas. Eso sí, el asistente de voz Cortana estará siempre disponible para respondernos, incluso con la pantalla apagada y la tapa del portátil cerrada.

Un aspecto importante de Windows 10 en Snapdragon es que los portátiles ofrecerán la diversidad habitual en el ecosistema Windows. Habrá modelos de diferentes precios, desde equipos de entrada hasta gama premium, de acuerdo a las estrategias de los fabricantes. Veremos diferentes formatos: portátiles convencionales, 2 en 1 con teclado extraíble, convertibles cuya pantalla gira 360º, y no se descarta que lleguen nuevos diseños con el tiempo.

Aunque hablamos siempre de un PC completo, en este sentido Monte Giles nos confirmó que ahora mismo no está previsto lanzar "tablets puras": incluirían un teclado de una forma u otra (por ejemplo, como fundas teclado acoplables) para que resulten más versátiles.

Respecto al rendimiento, nos han hablado de una "experiencia Windows 10 completa", pero las demostraciones que hemos visto tampoco nos permiten hacernos una idea exacta. En cualquier caso, estos portátiles ultraligeros no están pensados para tareas pesadas, no se trata del objetivo del formato.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Cuando preguntamos por los videojuegos, se apuntó a los juegos sencillos de la Tienda Windows, orientados al público casual. Aunque Windows 10 en Snapdragon soporte programas o juegos convencionales, no es adecuado para los título triple A, cuya elevada exigencia hace que exista un segmento de portátiles gaming pensados para los entusiastas.

El procesador de los portátiles conectados será un Snapdragon 835, nos han confirmado que es el modelo definitivo. No requiere un ventilador, lo que permite hacer el portátil más delgado y ligero. Eso sí, sobre la posibilidad de que vaya a diferentes velocidades según la refrigeración pasiva del portátil, no nos han aclarado nada, así que deberíamos asumir que trabajará a los mismo gigaherzios que en móviles.

Los operadores móviles tendrán mucho que decir

Los portátiles que integren un Snapdragon deben llevar tarjeta SIM para acceder al 4G, por lo que Qualcomm y Microsoft trabajan con los operadores. Los planes no se han cerrado, pero es probable que los operadores vendan PCs asociados a líneas de datos, lo que podría suponer un descuento sobre su precio normal. Además, con el auge de las tarifas ilimitadas de datos, los consumidores no tendrán que preocuparse por pasarse de la franquicia.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Monte Giles nos habló del mercado estadounidense, si bien asegura que los acuerdos con operadores llegarán a otros países. No nos pudo dar información para España, pero en nuestro país las tarifas de datos ilimitadas no se comercializan (sí que existen algunas con muchos datos por poco dinero) y los operadores no suelen aplicar descuentos en los móviles, sino que los financian. Por lo tanto, cabe pensar que en España la estrategia será diferente a la de Estados Unidos.

Cuando preguntamos por la posibilidad de que los portátiles Windows 10 con Snapdragon incluyan una eSIM (integrada internamente) en vez de una ranura dedicada, nos han confirmado que el soporte eSIM existirá, aunque no sabemos si en un primer momento. Pero parece más enfocado a complementar a la SIM extraíble que a sustituirla.

Te interesa: Pronto los smartphones no tendrán tarjeta SIM

Nos interesamos por los sistemas para limitar el consumo de datos en Windows 10, puesto que los programas suelen dar por hecho que la tarifa es plana. Peter Bernard nos recordó que Windows 10 ya permite indicar que una conexión es limitada, aunque esta opción no sea muy usada actualmente.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Windows 10 en versión completa

Durante la presentación hemos comprobado cómo el prototipo de PC Windows 10 con Snapdragon ejecutaba varias aplicaciones. Al consumidor se le transmitirá que se trata de un Windows 10 real, con los programas que utiliza a día de hoy. Puede ser Windows 10 Home, Windows 10 Pro o el nuevo Windows 10 S, pero en ningún modo una versión que no acepte programas tradicionales de escritorio, como lo fue Windows RT.

El prototipo utilizado, aunque es compacto, y ligero, realmente no tiene forma de portátil, y se controla con un ratón y teclado externo. De todas formas, supone una referencia muy interesante sobre lo que nos espera. Algunas pruebas que hemos visto son:

- Reproducir un vídeo a 1080p de forma fluida.

- Jugar al Candy Crush, bajado desde la Tienda Windows.

- Usar programas como Word o Excel (Office de escritorio, no la versión de tablets).

- Ver un vídeo de YouTube a 1080p con Edge como navegador.

- Bajar de la nube un archivo de 2 GB a 200 Mbps.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Los programas tradicionales (tipo Win32) funcionan gracias a un emulador de la arquitectura x86 (Intel y AMD) para los Snapdragon, basados en la arquitectura ARM. Es un tema muy técnico, pero podemos resumir que hacer funcionar este emulador ha sido un trabajo complejo, que además requiere de la potencia del actual Snapdragon 835.

Le hemos preguntado a Peter Bernard sobre el estado del desarrollo del emulador de cara al lanzamiento en 2017, y nos ha contestado que actualmente ya funciona de forma correcta, poniendo como ejemplo las pruebas que acabábamos de ver.

No podíamos dejar de mencionar los rumores de que a Intel no le gusta la idea de que aparezca un nuevo competidor en el mercado, y que podría considerar que el emulador infringe su propiedad intelectual, dado que es creadora de los procesadores x86.

Te interesa: Windows 10 Fall Creators Update: todas sus novedades y fecha de lanzamiento

Lógicamente, ni desde Qualcomm ni desde Microsoft han querido profundizar sobre este tema tan delicado, pero sí que nos han confirmado que el proyecto sigue su curso y que tanto los consumidores como los fabricantes de PCs se van a beneficiar de una mayor competencia en el segmento de los procesadores para Windows.

Imagen - Probamos Windows 10 en Snapdragon, la apuesta por los portátiles siempre conectados

Windows 10 en Snapdragon puede cambiarlo todo

Nuestra charla sobre Windows 10 bajo Snapdragon ha sido interesante, aunque debemos esperar a ver los portátiles finales para valorar la apuesta. Pero las ideas fundamentales están claras: portátiles ligeros, con mucha autonomía y siempre conectados mediante 4G, que además ejecutan los programas clásicos de Windows. Una combinación atractiva para quienes necesiten un portátil orientado a la movilidad.

Windows 10 con Snapdragon no es para todos, no está pensando para las tareas que requieran mucha potencia, pero eso es lo grande del ecosistema Windows: la variedad de dispositivos existentes de diferentes fabricantes, que satisfacen necesidades de todo tipo.

Intel lleva años dominando el sector de los procesadores para ordenadores (ya sean Windows, Mac o Linux), pero pronto se podría desatar una batalla que lo cambie todo, Intel, cuyas fábricas siempre han sido las más avanzadas, tiene problemas para manufacturar a 10 nm, mientras que el Snapdragon 835 ya usa esta tecnología. AMD ha logrado con Ryzen ofrecer su primer producto competitivo en mucho tiempo, y los chips con 4G integrados de Qualcomm pretenden cambiar las reglas del juego.

Tras nuestra entrevista, creemos que el portátil conectado puede revolucionar el concepto de PC. De hecho, deseamos que consiga popularizarse, porque la idea de tener un equipo conectado a hasta 1 Gbps en todo momento resulta tentadora. No hay que olvidar que para 2020 se prevé que el 5G, en el que Qualcomm ya trabaja, aporte muchas mejoras. Los portátiles basados en Windows 10 con Snapdragon tienen un enorme potencial que deberán demostrar en su lanzamiento a principios de 2018.

Te interesa: Qualcomm ofrecerá un lector de huellas bajo la pantalla a mediados de 2018

¿Qué opinas de la idea de que Windows 10 adopte los procesadores Snapdragon? ¿Comprarías un portátil siempre conectado mediante 4G?

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.
  • Por El Rey emérito |
    Recuerdo con añoranza los tiempos del MS-DOS y me se caen las bragas... Viva el vino... Oniv le aviv...