Marcos Gómez de INCIBE: "No nos preocupamos por esa parte de nuestra vida digital"

Por Pedro Delgado |

Configurar de forma correcta nuestra privacidad en las redes sociales es fundamental para evitar que cierta información sensible caiga en manos de personas con intenciones maliciosas. Sin embargo, no siempre prestamos la atención que merece ni hacemos un uso adecuado de las herramientas que tenemos a nuestro alcance. El subdirector de Operaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), Marcos Gómez, nos aporta en esta entrevista algunas de las claves para proteger nuestra identidad digital. A continuación os mostramos la entrevista que hemos tenido con Marcos Gómez de INCIBE

Imagen - Marcos Gómez de INCIBE: "No nos preocupamos por esa parte de nuestra vida digital"


Primero, ¿estamos vendiendo nuestra privacidad al registrarnos en redes sociales?

Nuestra privacidad no está en venta, ni en las redes sociales ni en ningún otro servicio, y menos cuando las redes sociales son servicios gratuitos. Lo que sí debemos tener claro es que, como usuarios de las mismas, aceptamos unos términos y condiciones que afectan a nuestra privacidad. Lo que aconsejamos desde INCIBE es leer esas condiciones y saber bien cuáles son sus términos y, en segundo lugar, configurar bien la privacidad de las mismas para proteger nuestra identidad digital.

Entonces, ¿cuál es la red social que menos respeta nuestra privacidad?

Cada una de ellas hace un tratamiento similar de la información que depositamos en las redes y dejan en nuestras manos una parte importante del cuidado de nuestra privacidad. Por tanto, la corresponsabilidad del usuario es evidente y debemos elegir siempre los servicios que mejor traten y guarden nuestros datos, además de aportar cuantos menos datos mejor, ya que nadie está a salvo de riesgos y ciberataques.

En muchos casos nuestra privacidad y nuestra información sensible cae en manos de terceros con intenciones maliciosas y esto es así porque no hacemos un uso eficaz de las herramientas que se nos dan, no configuramos de forma más segura dicha privacidad o no utilizamos correctamente el sentido común.

En INCIBE creemos que con unas pautas básicas apoyadas en estos puntos nos podemos evitar muchos problemas. En la Oficina de Seguridad del Internauta, http://www.osi.es, damos muchos consejos y recomendaciones para configurar de forma privativa las cuentas en las redes sociales o proteger nuestro entorno digital (móviles, tabletas, portátiles, conexiones, wifis, comercio y transacciones electrónicas, etc.), pero el usuario tiene que poner mucho de su parte para no tener incidentes que impacten en su información. En INCIBE llevamos más de 46.000 incidentes de ciberseguridad atendidos durante el 2015, y un porcentaje importante responde a intentos de robo de información.

¿Y nos debería preocupar que los Gobiernos nos espíen en redes sociales?

Todo se puede percibir como una preocupación o no, dependiendo de la información que tengamos publicada y si sabemos que la misma puede o no perjudicarnos.

La información que depositamos en estos servicios tiene un grado de publicidad que nosotros le damos y cualquier entidad de índole pública o privada podría tener acceso a la misma, por lo que no sería del todo certero hablar de espionaje. Esa ciberfoto nuestra habla de nosotros mismos, y debemos cuidarla como cuidamos nuestra imagen física o profesional.

En general, ¿qué precauciones deberíamos tener en redes?

Siguiendo unas pautas básicas tendremos más garantías de que nuestra privacidad está a salvo. Nuestras pautas fundamentales se pueden encontrar en www.osi.es, y son principalmente:

• Configurar adecuadamente la privacidad del perfil. Cada red social lo hace de una manera pero nos dan indicaciones y recomendaciones.

• Utilizar contraseñas seguras para el acceso a estas redes sociales.

• Filtrar la información que subimos a Internet. Hay que tener en cuenta que una vez que una vez subida se pierde el control de la misma.

• Pensar antes de publicar algo, ya que una vez publicado no sabemos si saldrá de la red social o se podrá utilizar esa información en nuestra contra.

• Revisar las aplicaciones instaladas en los dispositivos, y tener cuidado con publicaciones sospechosas, aunque provengan de contactos conocidos.

• Las principales redes sociales se toman muy en serio los problemas de seguridad de sus usuarios. Si tenemos problemas, deberemos contactar con ellos a través de los mecanismos de contacto o de denuncia que facilitan. Además podemos denunciar contenidos sospechosos, maliciosos o los que nos afectan a nosotros directamente.

• Asegurarse de que nuestros contactos en las redes sociales son realmente quienes creemos que son. No nos conformemos con ver la foto, el nombre o que es amigo de nuestros amigos.

• Al igual que en la vida real, en las redes sociales también debemos ser respetuosos y tratar con educación a nuestros contactos. No debemos enviar mensajes ofensivos. Debemos ser respetuosos y tratar con educación a todos nuestros contactos, en caso contrario estaríamos “troleando”.

• No deben compartirse fotos ni vídeos en los que aparezcan situaciones comprometidas (sexting).

• No olvidemos leer la política de privacidad y las condiciones del servicio antes de usarlo.

¿Es posible que un hacker acceda fácilmente a nuestra cuenta en redes? ¿Qué podría ocurrirnos en tal caso?

En INCIBE tenemos claro que hay que matizar ese “fácilmente”, y hay que intentar ponérselo difícil a esos ciberdelincuentes. Todo pasa por disponer de contraseñas robustas, cambiarlas periódicamente, conectarnos desde dispositivos seguros y confiables, no acceder a servicios de esta índole desde conexiones no seguras o no conocidas como pueden ser wifis públicas o gratuitas, nunca dar nuestros datos de acceso a un tercero, chequear la configuración periódicamente, etc.

En caso de que un tercero pudiese tener acceso a nuestra cuenta es posible que nos encontremos ya ante una situación delicada, nuestro perfil secuestrado y probablemente con problemas de intentos de extorsión o chantaje para recuperarlo, o que se esté usando maliciosamente en nuestra contra o contra terceros. Deberemos denunciar la situación inmediatamente ante la red social en la que tenemos el problema, para que nos ayuden a recuperarlo, y también denunciar ante la Policía o Guardia Civil el secuestro del perfil o hechos sospechosos de ser delictivos.

¿Cree que los usuarios de las redes sociales están informados sobre los problemas de privacidad en redes sociales?

En muchas ocasiones sí, pero otras muchas no nos preocupamos lo que deberíamos por esa parte de nuestra vida digital, porque pensamos que ese robo de un perfil o esa foto o comentario que publicamos no nos va a generar ningún problema, hasta que ocurre. Como en todo, es mejor prevenir y estar atento, que curar o responder a una situación problemática. Hay que cambiar el paradigma de la reacción y ser más preventivos porque así ganaremos en confianza y en tranquilidad.

Aunque suene a ejemplo quizás demasiado profano, cuando dejamos nuestro automóvil para revisión confiamos en el profesional que lo revisa y lo cuida, pero nosotros también tenemos que cuidarlo y hacer un buen uso del mismo, seguro y responsable. Estamos en la misma situación. La red social va a ayudarnos a mantener seguro y confiable nuestro perfil, pero también hay una responsabilidad por nuestra parte.

En cualquier caso, si las usamos con cuidado, ¿son recomendables las redes sociales?

¿Por qué no? Se ha demostrado que son una tremenda herramienta social. En el caso de las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo, muchas usan de manera muy intensiva y masiva las redes sociales como punto de encuentro, canal de consulta, ayuda y soporte, canal comercial, etc. Hoy en día son un elemento muy potente en muchos sentidos y hay que aprovechar sus virtudes pero también gestionar bien los riesgos que tiene un servicio en la Red.

Por último, ¿cuál cree que es la edad adecuada para registrarse en redes sociales y hacer un uso responsable?

Todo depende de la educación que tenga el joven o la joven que ya se mueve en las TIC, es decir, la madurez, la responsabilidad. Los jóvenes deben conocer los riesgos, aparte de las ventajas, y asumir las responsabilidades de utilizar un correo electrónico, un número de teléfono o una cuenta en una red social. Lo que está claro es que el dominio de las tecnologías se produce a edades cada vez más tempranas en nuestros jóvenes.

El uso responsable es algo en lo que todos debemos implicarnos, tanto los jóvenes como los proveedores, los padres, madres, educadores, legisladores, agentes, etc. Desde INCIBE, aportamos nuestro granito de arena a través de http://menores.osi.es y de nuestros perfiles en dichas redes sociales. A través de todos estos canales, podemos ayudar, dar soporte, recomendar, instruir, acompañar, en definitiva, hacer del uso de los servicios en Internet una experiencia positiva.

Muchas gracias Marcos Gómez por concedernos esta entrevista.

Comentarios

Deja tu opinión o comentario. También puedes preguntar cualquier duda en el foro.